Una más para el HV Grupo el Salvador

El HV el Salvador comienzan la segunda vuelta con una contundente victoria frente al Bm Tudela. El equipo dirigido por Álvaro se han marcado como objetivo superarse a sí mismos en cada encuentro que resta para la finalización de la temporada.

Un día más, tras otra semana de entrenamientos, nuestro senior masculino afrontaba un duelo frente a un rival de la parte baja de la categoría. En este caso era el Bm Tudela, que en la primera vuelta de la temporada puso en aprietos al combinado morado.

Así, comenzaba el encuentro como si de un combate de boxeo se tratase. Toma de contacto y un guanteo continuo para que ambos conjuntos tanteasen a su rival. Pasados los minutos, la defensa local planteada por Álvaro comenzaba a dar sus frutos. Recuperaciones de balón efectivas finalizadas con buenas jugadas ofensivas provocaban una renta de cinco goles que obligaba al técnico visitante a solicitar tiempo muerto.

Algo de efecto provocó este tiempo muerto en el equipo tudelano que, con un poco más de intensidad, conseguía neutralizar el vendaval del HV gracias a un juego efectivo con su pivote y las buenas penetraciones de sus laterales. El equipo visitante no quería tirar la toalla tan fácilmente y así se lo hizo ver a su rival.

Por su parte, los nuestros no brillaban pero eran efectivos de cara a portería con rápidas  subidas de balón que propinaba unos para unos abiertos en zona central. Así, se llegó al descanso con 14 a 10 para el HV, lo que demostraba que la igualdad predominaba en la cancha.

En la reanudación, los pupilos de Álvaro volvían a salir con una defensa profunda, estrategia que había funcionado de manera más efectiva en el primer acto. Esto hizo que el el cansancio comenzase a aparecer, provocando que el amplio banquillo con el que cuenta nuestro equipo fuese una de las claves del encuentro.

Contraataques y el buen hacer del lateral izquierdo en el ataque posicional hacían que el HV comenzase a romper el encuentro de manera definitiva. A pesar de ello, el equipo tudelano no daba su brazo a torcer e insistía en su juego con penetraciones, buscando la línea de seis metros con su rápido lateral derecho, junto a la continuidad hasta los extremos y los pases al pivote, que encontraba  la espalda de los defensores con comodidad.

Pero hay es donde apareció la figura del portero local para evitar el acierto y motivar a los suyos cerrando el encuentro con un 36-22 final. El punto negro del partido está en los lanzamientos errados desde 7 metros.