Una de cal y otra de arena

La base femenina del club disputó este fin de semana dos partidos de liga, con resultados muy diferentes. Las cadetes perdieron 34-24 en casa de Fuentes Carrionas, mientras que las juveniles vencieron 21-37 ante el Balonmano Laguna.

Nuestras ranitas siguen poniéndose a punto en este inicio de temporada. Esta jornada, los resultados han sonreído el domingo pero no el sábado. O dicho de otra manera, las juveniles siguen invictas mientras las cadetes están inmersas en la brutal pelea que se prevé para la liga cadete. Las chicas de David Verdugo y Tobe tendrán ahora un fin de semana de descanso liguero por la concentración de las selecciones de Castilla y León, en las que participarán varias de nuestras jugadoras.

El Balonmano Laguna esperaba al HandVall, que llegaba a este segundo partido de la temporada tras el plácido debut ante el Balonmano Ciudad de Salamanca. Y las ranitas juveniles no volvieron a defraudar. En un partido dominado de principio a fin, el equipo se llevó la victoria por un contundente 21-37. David Verdugo y Tobe dieron minutos a todas las jugadoras, que aportaron momentos de calidad durante todo el encuentro. Tras el parón, nuestras juveniles tendrán un duro partido en casa ante el Cleba León. Pero de momento, toca disfrutar de la imbatibilidad.

Bajamos de categoría y nos encontramos con el caos en la liga cadete. Más que caos, igualdad absoluta e imprevisibilidad total en cada partido. Tras vencer tres partidos seguidos, nuestras ranitas frenaron su racha en Velilla del río Carrión. Fuentes Carrionas, liderados por una gran Ania, dinamitó el partido a base de provocar pérdidas y salir rápido al contragolpe. Ni los intentos de remontada al final de la primera parte de las nuestras ni los cambios en el planteamiento defensivo dieron la vuelta al choque. Al final, derrota por 34-24 para las cadetes, que se encuentran en la sexta posición en la tabla clasificatoria antes de recibir en dos semanas al Cleba León.