Una de cal y otra de arena para nuestras cadetes y juveniles

Mientras que las cadetes dieron un golpe de autoridad frente al Valbusenda Bm Zamora, las juveniles no pudieron con el Ángel Óptico Zamora. Estos resultados provocan que las primeras sigan con su objetivo de ser líderes y las segundas tengan que remar para acabar en lo más alto de la tabla. 

Comenzaba la tarde con un duelo por todo lo alto entre dos de los mejores equipos de la categoría cadete: el HV frente al Bm Zamora. Las locales, con su bloque y su alto ritmo de juego frente a las visitantes con sus individualidades. Todos los pronósticos se cumplieron y ninguno de los dos equipos decepcionaron al espectador ya que se pudo ver un partido lleno de destellos de calidad.

Fueron las locales las que se pusieron con ventaja en el marcador. Hasta cuatro goles reflejaba el electrónico gracias a la gran dirección de Elisa y la defensa espectacular de Lucía, que maniataba al ataque rival. Pero las visitantes no iban a renunciar a la victoria tan fácil. Con una doble exclusión local, el técnico zamorano dio entrada a Isabel y Lucía que, desde los extremos, consiguieron igualar el encuentro al descanso.

En la reanudación, el banquillo de las locales las permitió coger rentas de hasta 5 goles en el marcador. Es aquí cuando apareció la portera visitante Adriana y la internacional Elba. Sus dos grandes actuaciones no permitía despegar a las nuestras que veían peligrar el encuentro.

Al final, un 29-28 para las chicas de Verdugo y Tobe que demostraron madurez y saber estar en el encuentro.

Acto seguido fue el turno de las juveniles. El HV salió al campo con ganas de demostrar todo lo posible en uno de los partidos frente a uno de los rivales más fuertes de la liga. Tras completar una buena semana de entrenamientos, el encuentro no salió como se esperaba y las zamoranas se llevaban el gato al agua.

Con más intención que acierto, el HV intentaba hacerse con el mando del partido pero los continuos errores de cara a portería y los postes condenaban a las chicas de Rubén Carrasco. Además, la efectividad zamorana provocaba que las visitantes se despegasen en el marcador.

Así, el partido se fue declinando hacia el lado visitante hasta llegar al 19-30 final. Borrón y cuenta nueva para nuestras chicas que ya afrontan el próximo encuentro con mucha ilusión.