Una clara victoria y una derrota con buen sabor

Los equipos de Rubén Carrasco no pueden conseguir el pleno en este fin de semana. Mientras el HV Aceitunas Olibher ganó con contundencia a las vecinas del Aula Cultural, nuestras juveniles cayeron derrotadas en Zamora en un encuentro en el que se merecieron más.

El primero de los encuentros tuvo lugar en el Polideportivo Rondilla entre nuestro senior femenino y el Aula Cultural. Las últimas clasificadas de la clasificación visitaban a las líderes de la misma que cada día encuentran mejores sensaciones en sus encuentros.

Pronto se pudo apreciar que el partido no iba a tener más misterio del esperado. Desde el momento en el que las nuestras perforaron por primera vez la portería rival, poco a poco fueron despegándose en el marcador con un gran juego y una buena defensa.

Con todas nuestras chicas sumando minutos de calidad y aportando al equipo, el encuentro finalizó con un severo 38-15 que refleja lo visto sobre la pista.

Rubén Carrasco no pudo contar, de nuevo, con Miriam de la Calle y Ángela Robles, que siguen alejadas de las pistas y a las que deseamos una pronta recuperación.

Las nuestras ya piensan en seguir entrenando de cara a preparar el siguiente partido, para el que tendremos que esperar dos fines de semana debido a la jornada de descanso intermedia.

Por su parte, la mañana siguiente era el turno del juvenil. Zamora esperaba a las nuestras que viajaban con mucha ilusión y ganas de hacerlo bien. A pesar de la dificultad del encuentro, las nuestras comenzaban muy enchufadas en el encuentro.

Desde el pitido inicial, el HV dio su mejor versión dentro de la pista en todas las parcelas del juego haciendo que el encuentro se transformase en un tu a tu bastante interesante. Con esto, se llego al descanso con con un empate que reflejaba la igualdad predominante en el partido.

Después del paso por los vestuarios y las indicaciones del técnico visitantes, las nuestras volvían a poner en grandes apuros a las locales con una inmaculada lectura de juego y buen hacer sobre la cancha. Pero en los minutos finales el fuelle se acabó y se les escapó una victoria que tuvieron realmente cerca.

El marcador final 32-28. Los dos puntos cayeron del lado de las locales en un partido en el que las nuestras se merecían más. Un gran partido de nuestras juveniles que nos hizo disfrutar y ver la mejor versión de nuestras ranitas.

Enhorabuena a las nuestras por el esfuerzo, la lucha y la entrega durante todo el encuentro. Ahora es tiempo de seguir con nuestro camino y llegar a la siguiente estación, Villagonzalo Pedernales con las mismas ganas y entrega que la demostrada por nuestras ranitas en Zamora hace unas horas.