¡Somos de PLATA!

El HV Aceitunas Olibher consigue el ascenso a la categoria de plata del balonmano femenino español tras disputar este fin de semana su fase de ascenso en Valencia. A pesar de caer por la mínima en el último partido, las nuestras suben debido a convertirse en el mejor segundo clasificado.

Si emulamos la famosa frase de un entrenador de fútbol actual, podríamos llegar a sentirnos de manera similar. Sobre todo después de vivir lo que hemos podido sentir en Valencia. Un equipo que ha entrenado, luchado, trabajado y creído ha conseguido un éxito rotundo para nuestro club. Y sí, hablamos de la frase “Nunca dejes de creer”.

Desde principio de temporada muchos han sido los factores que han rodeado a esta plantilla. Un equipo que tuvo que sumar en su día a un importante número de juveniles a sus filas pero que, desde el principio, se sintieron como parte esencial del conjunto.

Así, comenzaba una liga en la que la primera intención era conseguir el pase a la fase de ascenso. Con una temporada inmaculada en cuanto a resultados, las nuestras consiguieron el título liguero demostrando que el trabajo bien hecho tiene sus frutos.

Por ello, tras el sorteo de las respectivas sedes de las fases de ascenso, las nuestras se vieron encuadradas en Valencia donde se tendrían que enfrentar al Bm Canyamelar, Bm Romade y Marratxi.

Pronto se vio que el HV Aceitunas Olibher iba con grandes intenciones. En los dos primero encuentros, las nuestras se mostraron muy superiores a sus rivales por lo que el domingo iba a ser la cita clave, además frente al anfitrión.

Un partido de tú a tú que se decidió en los últimos segundos del mismo, dando la victoria a las locales por tan solo un gol. Una derrota que trajo consigo las consecuentes lágrimas de resignación al ver que, un año más, le categoría de plata se tocaba con la punta de los dedo. Pero pronto llegó la noticia. Las nuestras se iban a convertir en el mejor segundo de todas las fases de ascenso lo que permitía tener una plaza en dicha categoría. La alegría se apoderó de las nuestras que comenzaron a disfrutar de la fiesta.

Mención especial para Rubén Carrasco. El técnico vallisoletano ve recompensado todo su trabajo diario por y para el balonmano femenino. Tu lucha y entrega demuestras que eres incansable y que los sueños luchados se hacen realidad.

Enhorabuena de parte de todo el club a ti y, como no a cada una de las chicas. ¡Soy enormes!