Resultados de todo tipo, dos derrotas y una victoria

No ha tenido un buen fin de semana la base femenina del club. Nuestras ranitas han finalizado la jornada con un balance de dos derrotas y una sola victoria, la del infantil del HV Vallfit. Por su parte, las cadetes y las infantiles del HV Gonzalo de Berceo sucumbieron ante el Aula y Delicias respectivamente.

Cadete femenino: Aula 21-19 HV Valcarcel

Se presentaba un partido clave para la lucha por la parte alta de la tabla, y las ranitas de Verdugo y Tobe afrontaban el encuentro sabedoras de su importancia. Esa mentalidad ayudó en los primeros 20 minutos, donde una buena defensa y un ataque estructurado dieron rentas de hasta 5 goles para las cadetes. Aquí el partido dio un giro radical en contra, con varias precipitaciones en ataque que provocaban que el conjunto local empatase la contienda a 13 goles al descanso.

El inicio del segundo acto fue una continuación de lo anterior: muchas pérdidas de balón que hacían que las chicas de Verdugo y Tobe no entrasen en el partido en ningún momento. Aun así las nuestras tuvieron opciones de victoria, pero no era nuestro día y los lanzamientos se estrellaban contra el poste o contra la guardameta local Cristina. Derrota ante un rival directo por nuestras aspiraciones en un mal partido pero repleto de tensión y ambiente propio de un derbi.

Infantil femenino: HV Vallfit 12-28 Balonmano Laguna

Partido con dos caras de nuestras infantiles: en la primera parte nuestras ranitas tuvieron muchas imprecisiones y acusaron la falta de intensidad. Solo la calidad de Ceci mantenía al equipo con ventaja. Bien distinto fue el guion de la segunda mitad: la intensidad de Mari Paz en el avanzado cortocircuitaba el juego de las “guerreras laguneras” y provocaba los contragolpes de las chicas de Verdugo y Tobe. Finalmente victoria clara pero de la que hay que sacar una clara conclusión: sin trabajo e intensidad no se puede jugar al balonmano que HandVall propone.

Infantil femenino: HV Gonzalo de Berceo 6-26 Delicias

Decía un afamado entrenador de fútbol que cuando vas a jugar contra un equipo muy superior es como ir al dentista, cuanto antes te lo quites de encima mejor para el paciente. Sin embargo, las pequeñas de la liga infantil demostraron que incluso en la butaca del dentista se puede tener una gran actitud e intensidad a pesar de ser ampliamente superado.

La completa plantilla de Delicias unida a su gran capacidad física hacía imposible los intentos de nuestras infantiles de primer año y provocaban constantes contragolpes. A pesar de eso las nuestras no perdían la cara al partido y lucharon hasta el último balón lideradas por Lucía y Paula en un alarde de compromiso. El resto de las jugadoras se contagiaron de esta lucha, incluso las alevines Sara y Savina que aun jugando dos encuentros consecutivos demostraron su grandísimo futuro.