Paso a paso… Y a soñar

Nuestras ranitas senior afrontan a partir de este fin de semana su tercera temporada, la primera en División de Honor Plata, con el objetivo de disfrutar y asentarse en la categoría. Eso sí, siempre con el sueño del ascenso a la Liga Loterías en el horizonte.

Dos temporadas le han bastado al HandVall Olibher Valladolid para llegar hasta la División de Honor Plata. Al segundo intento, las ranitas consiguieron el ascenso en Benetusser el pasado mayo. Alegría, sueño cumplido y trabajo bien hecho. Ahora, en el debut en la segunda categoría de nuestro balonmano, lo que no faltará es la ilusión. Eso sí, con los pies en la tierra. El nivel de los rivales es mucho mayor y los partidos serán más complicados. Pero… ¿alguien duda de la calidad de estas chicas? Entrenando, con esfuerzo y sacrificio diario, yendo paso a paso… ¿por qué no soñar?

Este mismo sábado, en Camargo, en tierras cántabras, las pupilas de Rubén Carrasco, que sigue al frente del vestuario morado y verde, jugarán su primer partido de la temporada. Al cuarenta por veinte saldrán todas las ranitas, con nuevas incorporaciones, con algunas bajas y con un bloque de jugadoras que llevan varias temporadas defendiendo los colores del club.

Marta Maestro y Marina de la Puente son las jugadoras que no seguirán esta temporada. En su lugar, a Valladolid llegan tres chicas que pretenden liarla en Plata: Carmen Martín, de Nava de la Asunción, que jugará en el lateral izquierdo; Marina Escudero, de Santander, que jugará en el extremo izquierdo; y Patricia Toquero, de Palencia, que jugará en el extremo derecho.

Además, tres jugadoras que ya formaban parte del club en categorías inferiores subirán al primer equipo de manera definitiva: Laura Escudero, en el lateral derecho; Julia González, en el extremo derecho; y Lucía Espeso, en la portería. Por último, otras tres chicas completarán el plantel doblando senior y juvenil: Elisa Méndez y Marta Mateo, en el central; y Alicia Hernández, en el pivote.


balonmano-2


17 jugadoras, 17 ranitas que tendrán por delante 22 jornadas, 22 partidos con el primer objetivo de permanecer en la categoría y asentarse en este nivel. A partir de ahí, y seguro que más temprano de lo que mucha gente piensa, el objetivo puede variar, pero en el horizonte está el más codiciado premio, la recompensa, el sueño para todos: el ascenso a la Liga Loterías. ¿Por qué no? ¿Alguien nos va a quitar la ilusión? ¿No, verdad? ¡Pues a por ello! Qué bien nos lo vamos a pasar esta temporada…