Las juveniles no dejan de luchar

Semana intensa la que han vivido nuestras chicas en la que han tenido que disputar dos encuentros frente al Bm Palencia y el Cleba Bm León. Ambos partidos se saldaron con victoria para las nuestras que terminarán la temporada en tercera posición.

Tras el viaje a los Corrales de Buelna y sin apenas tiempo para descansar, nuestro juvenil femenino tenía una semana clave por delante. Doble enfrentamiento frente a dos buenos equipos en apenas cuatro días iba a ser una buena tarea a realizar.

El primer envite se iba a realizar el miércoles, día en el que iba a visitarnos el Bm Palencia. Uno de los conjuntos más fuertes de la competición iba a poner a prueba a las nuestras que, ganando los dos encuentros, prácticamente terminarían terceras la competición.

En un encuentro en el que la igualdad estuvo presente durante la totalidad de los minutos, las nuestras se llevaron el gato al agua al ser más constantes que su rival. Bien es cierto que las nuestras estuvieron prácticamente por delante durante todo el encuentro pero las palentinas no se daban por vencidas.

Con su mejora jugadora, Elena Cuadrado, al mando, las rivales demostraban que no se lo iban a poner fácil a las chicas de Rubén Carrasco. Pero lejos de amedrentarse, sacaron su habitual garra y, poco a poco, se pusieron al mando del encuentro finalizando con dos puntos más en su casillero.

Sin tiempo de descanso, el sábado llegaba el Cleba León para disputar el segundo partido de la semana. Con la mente puesta en continuar con la racha, las nuestras se veían espoleadas tras ver el triunfo y título de sus compañeras cadetes minutos antes del comienzo de su encuentro.

Con el pitido inicial se pudo ver a un conjunto muy serio en defensa pero con algún problema más en la parcela ofensiva. Bien es cierto que pronto cogieron la manija del encuentro y, sudando y trabajando, dominaban el encuentro.

Poco a poco la renta se fue ampliando pero lejos de convertirse en un partido cómodo, las rivales comenzaron a apretar las tuercas y poner las cosas más complicadas de lo que parecía. Como si se tuvieran ganas de sufrir, el partido se convirtió en un toma y daca que, por suerte, acabó con la victoria en el bando local.

Las nuestras se sitúan terceras en la clasificación por lo que no deberán fallar en lo que queda.