Golpe de autoridad del HV Aceitunas Olhiber

Las chicas de Rubén Carrasco aniquilan a las asturianas del Siero. En uno de los mejores encuentros de la temporada, nuestras chicas no dieron opción alguna a su rival. El duelo entre las dos primeras clasificadas se queda en casa permitiendo a las nuestras ponerse al frente de la clasificación.

El partido de la jornada de este fin de semana correspondía al HV Aceitunas Olibher. Primero contra segundo o, lo que es lo mismo, el Siero frente a las locales. A pesar de su situación en la tabla, las asturianas eran unas verdaderas desconocidas para las nuestras que trabajaron durante toda la semana a ojos cerrados sabedoras de la importancia de este encuentro.

Con una buena entrada en el Polideportivo Rondilla, comenzaba el encuentro. Los habituales nervios iniciales hacían mella en ambos conjuntos que no querían dejar la oportunidad de ganar a uno de sus rivales directos.

Poco a poco, las el HV Aceitunas Olibher comenzaba a hacerse dueño el encuentro. Gracias a una buena defensa y un ataque fluido, el electrónico comenzaba a ver una renta de cinco goles para las locales. En este momento, el entrenador rival se vio obligado a solicitar un tiempo muerto viendo la desventaja acumulada. Efecto surgió y ante de que sonase la bocina del descanso, el Siero había reducido la ventaja a tres goles.

Ya en el vestuario y, una vez conocidas sus rivales, Carrasco comenzó a dar las pautas claves para romper el encuentro. Así, las nuestras salían en la reanudación con todo lo necesario para conseguir una nueva victoria.

Con mucho más poderío, las ranitas del Hand Vall desplegaron un gran juego de ataque que venía precedido por una gran defensa 5-1, donde los robos de balón ayudaron a despegar, de una vez por todas, al equipo local de su rival.

Un parcial contundente de siete goles en contra provocaron un nuevo tiempo muerto por parte de los visitantes. Esta vez no surgió el efecto esperado gracias, en parte, al buen hacer del HV Aceitunas Olibher. El técnico visitante intentó frenar a la desesperada a su rival con una defensa 3:3, algo que aprovecharon muy bien las nuestras jugando de manera excelente en la búsqueda de espacios.

Al final, un 41-28 que hizo justicia a lo visto sobre la pista y demuestra el trabajo que llevan realizando desde el inicio de la temporada y que comienza a recoger grandes frutos.