Dúo de victorias

Villa de Aranda Promesas y Ciudad de Salamanca fueron las dos nuevas víctimas de nuestro cadete femenino en las mañanas del sábado y domingo, respectivamente. Las chicas de David Verdugo y Alberto Campo llegan imbatidas a su duelo frente al Valbusenda Bm Zamora.

Si un equipo está demostrando ser imparable ese es nuestro cadete femenino. Fin de semana tras fin de semana, las nuestras suman puntos de dos en dos y, en algunos casos, hasta cuatro puntos en el mismo periodo. Todo esto lleva a la perfecta estadística de 16 de 16 victorias en lo que va de liga.

Con todo esto, el HV tenía doble jornada. Tanto sábado como domingo las nuestras iban a disputar un encuentro correspondiente a la competición. Además, uno se iba a disputar en casa y otro fuera por lo que las ranitas tuvieron de todo en dos días.

Comenzaba el fin de semana en la mañana del sábado. En frente, el Villa de Aranda Promesas que llegaba a Valladolid con nada que perder y mucho que ganar. Y así lo demostraron durante el primer acto aprovechando la dejadez de las nuestras en esa primer mitad.

Quizás con la mente puesta en el encuentro directo del siguiente fin de semana frente al Valbusenda Bm Zamora, nuestras chicas se olvidaron de sus señas de identidad durante los primeros 30 minutos del partido.

Su rival, viendo el devenir del encuentro, continuaba poniendo una gran intensidad en el juego que, en cambio, no ponían las locales. Con caras largas y serias, el primer acto se daba por finalizado con cinco goles de renta para las locales. Gran botín para un equipo que jugó sin intensidad, su seña de identidad.

Bien les vino el descanso a las pupilas de David Verdugo. En la reanudación las nuestras comenzaron a desplegar el juego al que nos tienen acostumbrados. Con una defensa solida que conseguía robar balones y salir al contraataque, el electrónico comenzaba a coger una ventaja que llegaría hasta el contundente 32-18 final.

Sin tiempo para descansar, a la mañana siguiente tocaba viajar a Salamanca. Esta vez si, desde un primer momento las nuestras comenzaron enchufadas en el encuentro. Una vez más, la defensa y contraataque aniquilaban las esperanzas de su rival en un partido que, al descanso, ya estaba finiquitado con un 7-18 a favor.

A la vuelta de los vestuarios nada cambió. El HV seguía dominando el encuentro y aniquilando la portería rival. Además, puso el cerrojo en la suya permitiendo, tan sólo, tres goles de su rival en el segundo periodo.

Así, se llegó al final del encuentro con un 10-30 que demostró la superioridad de las nuestras y permite llegar con un pleno de victorias al enfrentamiento directo frente al Valbusenda Bm Zamora.