Del objetivo cumplido a la misión imposible

Los juveniles logran el pase a la fase previa del sector de Castilla y León tras derrotar al San Agustín un en bonito encuentro. Por su parte, los cadetes no pudieron con La Salle en un encuentro en el que los protagonistas iban vestidos de otro color.

Arrancaba el fin de semana con la “final” anticipada para los juveniles de Dani Lorasque y Óscar Perales. La visita a San Agustín iba a suponer que, ya fuera con un empate o una victoria, los nuestros consiguieran el objetivo inicial de colarse en la fase previa del sector. Y así fue. Nuestros chicos lograron una victoria muy trabajada por un gol de diferencia ante un conjunto que puso las cosas muy difíciles desde el inicio.

Con el pitido inicial, daba comienzo un encuentro en el que la nota predominante iba a ser la igualdad. Durante los sesenta minutos se pudo ver como cualquiera de los dos equipos se iba a poder hacer con la victoria.

Con los locales bien asentados dentro de la pista y las imprecisiones visitantes, el San Agustín era el primero en coger el mando del encuentro. Haciendo mucho daño desde su lateral izquierdo y aprovechando los desajustes de la defensa visitante, pequeñas ventajas empezaban a sumar de lado local.

Así, se llegó al descanso con una leve desventaja en el marcador para los visitantes. Era evidente que los nervios y la ansiedad se habían incrustado en el cuerpo de los nuestros por lo que tranquilidad era lo más pedido en el vestuario.

En la reanudación más de lo mismo. Los nuestros comenzaban algo más asentados con un gran Longinos,  pero el San Agustín no iba a tirar fácilmente la toalla. Así, toda la segunda mitad se convirtió en un tira y afloja por parte de ambos equipos que iba a provocar un final de infarto.

Al final, un 23-24 que lleva a los nuestros a un paso del sector y permite seguir creciendo al equipo.

A la mañana siguiente el turno era para los cadetes. El partido estrella de este grupo b se iba a disputar en el Gonzalo de Berceo con La Salle como rival.

Desde el comienzo se pudo ver que no iba a ser un partido sencillo para ninguno de los dos equipos. Con una igualdad infinita, tanto locales como visitantes se metieron en un intercambio continuo de golpes en el que, cada cierto tiempo, había diferente dominador.

Tras un primer acto impecable, la figura de los colegiados salió a relucir tras la reanudación donde quisieron ser protagonistas para ambos equipos. Tanto es así que varios de los presentes acabaron desesperados con una actuación en la que, incluso, se llega a faltar al respeto.

Lejos de esto, dentro del 40×20 una igualdad impecable en el que ambos conjuntos tuvieron que demostrar los mejor de si mismos. Eso sí, el que mejor lo llevó a cabo fueron los visitantes que se llevaron la victoria ante la desesperación local.

Así, los nuestros siguen líderes de este grupo del que dependen de sí mismos para continuar en esa posición en la tabla.