Cara y cruz para el juvenil y cadete masculino

Los equipos dirigidos por Dani Lorasque, Óscar Perales y Abel Barrio no pudieron hacer un completo de dos victorias tras la derrota de los cadetes en Huerta del Rey. Los juveniles ganaron sin dificultades al Lourdes UVa en la mañana del domingo.

Comenzaba muy pronto el fin de semana para los nuestros ya que, el sábado a las 9:30 horas, nuestros cadetes escuchaban el pitido inicial de su encuentro frente al Bm Castilla. Todo hacía indicar que podría llegar a ser un encuentro igualado pero no fue así.

Desde el primer instante se vio a un solo equipo querer ganar el encuentro. El Castilla jugaba a su antojo tanto en defensa como en ataque lo que propiciaba un contundente parcial de 6-1. Tiempo muerto solicitado por parte visitante para intentar dar un giro a la situación. Lejos de arreglarlo, nuestros cadetes continuaban con su pájara y veían como el partido se tornaba imposible con un 15-2 en contra.

Con el partido sentenciado, el paso por los vestuarios supuso una mera rutina ya que, al minuto de comenzar el segundo periodo, los colegiados señalaban el cierre de marcador con un estrepitoso 25-5 en contra.

Por su parte, la mañana del domingo puso la sonrisa para los nuestros. A las 12:30 horas comenzaba el encuentro en el Gonzalo Berceo entre nuestros juveniles y el Lourdes UVa. El equipo, que cuenta con varias bajas, supo afrontar el encuentro con madurez lo que llevó a que, desde el primer minuto, se notase cierta superioridad frente a los visitantes.

Con el partido bien manejado, los técnicos locales aprovecharon para rotar a su equipo. Esto hizo que todos disfrutasen de buenos minutos de juego y se pudieron ver buenas actuaciones. Además, cabe destacar la buena actuación de los dos porteros del equipo.

Al final, un 39-18 que refleja la gran superioridad de los nuestros.