HV TEA



Las personas con trastornos del espectro del autismo (en adelante, TEA), presentan una sintomatología que se caracteriza por la dificultad en las relaciones y en la comunicación social, así como por presentar intereses y comportamientos restringidos.

Dentro de este colectivo, nos podemos encontrar con una gran variabilidad de personas, respecto a su CI (cociente intelectual), intensidad de sintomatología que acompaña a su diagnóstico, así como la presencia de otra sintomatología asociada.

El deporte, en concreto el balonmano, está desempeñando un papel cada vez más importante para ayudar a las personas con discapacidad a conseguir y mantener una situación de igualdad en muchos aspectos de su vida. Y es que la práctica del balonmano requiere de muchas de las cualidades necesarias para la normalización de todos los ámbitos de la vida. Y es que en el balonmano es un deporte de equipo en el que todos los componentes son importantes y deben sumar para el objetivo común. Este sentimiento desarrollado puede hacer que, trasladándolo a la vida cotidiana se consigan mejoras importantes en la calidad de vida de las personas con TEA. En la actualidad, contamos con múltiples actividades profesionales que pueden desarrollarse a través de las actividades deportivas.

Teniendo en cuenta la dificultad que encierra cualquier deporte colectivo podemos afirmar que la situación es aún más complicada para aquellas personas que presentan unas características específicas, como ocurre con la población con TEA, que encuentran muchas limitaciones a la hora de poder desarrollar los aspectos más básicos de un deporte como el balonmano a través de fórmulas tradicionales.

Trabajo en equipo, compañerismo, esfuerzo, constituyen aspectos básicos para la calidad de vida de las personas con TEA y, por consiguiente, contribuye a evitar la aparición de problemas psicológicos, tales como ansiedad y baja autoestima. Y es en un deporte como el balonmano donde este tipo de valores más se trabajan. Los que llevamos muchos años practicando este deporte sabemos que para alcanzar las metas comunes es la colaboración y el trabajo en equipo están por encima de las individualidades y que el máximo rendimiento llega cuando todos empujan en la misma dirección. Además, si hablamos de aspectos más puramente técnicos y tácticos, la coordinación y la compenetración con los compañeros son básicas para el correcto desarrollo de una actividad de balonmano.

La actividad deportiva y en concreto el balonmano, brinda a las personas con TEA la oportunidad de darse cuenta que pueden ir progresando de manera individualizada, considerando que cada persona llegará a alcanzar los objetivos previamente establecidos. Para ello, es importante contar con profesionales específicamente formados para tal fin y con un entorno sensibilizado. Propuestas de este tipo, contribuirán a proporcionar estrategias y recursos a las personas con TEA que les van a permitir desenvolverse de un modo más versátil en la vida cotidiana.

Para ello, se propone la creación del PROYECTO HAND VALL TEA que cuente con la dotación de los recursos necesarios para que se pueda desarrollar dicha propuesta.

A través de esta propuesta se irá asegurando el éxito de manera secuenciada y generalizando las habilidades adquiridas de la persona en los diferentes entornos en los que se desenvuelve.

La actividad consta, principalmente, de practicar y entrenar aspectos relacionados con el balonmano dentro de la estructura de un entrenamiento convencional, adaptando la exigencia física, psicomotriz, técnico-táctica a la capacidad de cada persona. Basándonos en estas capacidades confeccionaremos varios grupos en los que los componentes tengan cualidades similares. Cada grupo tendrá unos objetivos específicos concretos y unas necesidades en cuanto a monitores y especialistas distintas.

Cada sesión será de una hora de duración y se llevará a cabo en un entorno que sea familiar para los participantes.

El Club Deportivo Hand Vall pone a disposición del proyecto a deportistas de élite y entrenadores del máximo nivel nacional poseedores de títulos nacionales e internacionales y una gran formación en el mundo del balonmano.